Publico objetivo

¿Estás hablando conmigo?

Una de las cosas más difíciles a las que nos tenemos que enfrentar en Marketing es acertar con nuestros clientes. Supongamos que tenemos el mejor producto de mercado, un ordenador de 10 núcleos con un procesador i8, 20 Gb RAM DDR9 y 7 Tb de almacenamiento, que si no sabemos a quién nos tenemos que dirigir hasta un Pentium I que funcione con Windows 95 puede vender más unidades que nosotros.

Tan importante es conocer nuestro público para lanzar un nuevo producto al mercado o desarrollar mejoras de los existentes como para lanzar una campaña de marketing o publicidad efectiva.

Entendiendo esto, tenemos la obligación de conocer cuál es aquél que llamamos nuestro Público Objetivo. ¿Son hombres?, ¿mujeres?, ¿niños?, ¿de qué edades?, ¿cuál es su poder adquisitivo?, ¿y sus costumbres? Como podéis leer, hay multitud de parámetros que podemos tener en cuenta a la hora de definir a nuestros clientes y, por supuesto, no es el mismo para una empresa de bienes de primera necesidad que para una empresa de venta de automóviles.

Para hacerlo más fácil de entender lo voy a explicar por puntos, pero esto no significa que sólo existan estos o que lleven este orden, esto quiero que lo toméis únicamente como referencia:

  1. Análisis de nuestro producto: Es importante saber qué producto estamos comercializando, para qué sirve, cuáles son las necesidades que cubren, etc. Hay que pensar e imaginarse qué tipo de persona compraría nuestro producto.
  2. Estudio de la competencia: Si la tenemos, sería muy interesante hacer una visita a su sus redes sociales que es donde vamos a encontrar el tipo de cliente que les compran, y así hacernos una idea de cómo reaccionan, qué quejas tienen, qué piden, etc.
  3. Análisis de nuestra página web: Si disponemos de web es importante usar las herramientas de análisis como “Google Analytics” o “Alexa” que nos informan detalladamente de los visitantes de nuestra página. Estos indicativos son muy significativos.
  4. Análisis de nuestros clientes: Si llevamos un tiempo vendiendo nuestros productos, a través de los vendedores o por nuestra experiencia, podremos establecer unos parámetros fiables de quiénes nos compran. Disponer de un “programa de fidelización” o de un “CRM” ayuda considerablemente a realizar análisis de nuestros clientes.
  5. Realización de encuestas: Puedes incentivar a que varias personas rellenen encuestas preparadas por nosotros donde requisitos indispensables sean edad, sexo y rango salarial (por ejemplo).

Cualquier detalle que podamos investigar de nuestros clientes es importante conocerlo para poder establecer correctamente nuestras estrategias de venta y comunicación. Si, por ejemplo, sabemos que a nuestros clientes les gustan los videojuegos, podemos deducir que la edad estará entre 20 y 35 años siendo quizás una buena opción realizar acciones de Advergaming.

También existen empresas que se dedican profesionalmente a analizar a tus clientes, qué opinan de ti, qué les gusta, por dónde se mueven, consejos para que tus comunicaciones tengan más efecto, etc.

Por último, me gustaría indicar que aunque conozcamos a nuestro público en el AÑO 1 MES 1, eso no significa que en el AÑO 5 MES 1, nuestros clientes sigan teniendo los mismos gustos. Como todos nosotros, vamos evolucionando y es importante para las empresas adaptarse.

En entradas posteriores iremos ahondando más en cada uno de los puntos del estudio de mercado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s